ERNESTO MATTOS*

Los Principios Básicos de los Procesos de Reestructuración de la Deuda Soberana y su influencia en la negociación con los fondos buitres. Las modificaciones de los centros financieros mundiales y el giro desde Wall Street hacia Shanghai y Shenzhen. ¿Cómo continuarán estos enfrentamientos entre las distintas potencias y qué rol adoptarán los países de la periferia? 

Los centros financieros, en la historia del capitalismo, parecieran evolucionar primero de Londres a Wall Street y, luego, en forma incipiente, hacia Shanghai y Shenzhen, que pasaron a tener relevancia como centros de gravitación financiera en el capitalismo del siglo XXI. Las relaciones comerciales entre China y América Latina y el Caribe no son sólo meros intercambios comerciales, de capital y mercancías, sino también expresión de una relación política. Esto es evidente porque si bien Bolivia en el G77 impulsó esta propuesta, fue fundamental el apoyo de China. Asimismo, la Argentina logró, junto al apoyo de 135 países, sentar las bases para continuar el debate de la regulación financiera a nivel internacional. En este sentido, los “Principios básicos de los Procesos de Reestructuración de la Deuda Soberana” de la ONU invitan a todos los Estados a “promoverlos y respaldarlos”, dándole un carácter de “poder político y valor diplomático”.  

 Las relaciones comerciales entre China y América Latina y el Caribe no son sólo meros intercambios comerciales, de capital y mercancías, sino también expresión de una relación política. 

buitres onuLa Argentina propuso estos principios ante los fondos buitres que pretendían desconocer – mediante una maniobra ilegal y abusiva- la naturaleza soberana de la reestructuración que el país había realizado con el 93% de los acreedores. La presentación en la ONU se encuadró en la perspectiva de los derechos humanos (económicos, sociales y culturales). Este ha sido uno de los puntos fundamentales, porque los fondos de inversión, denominados buitre, históricamente han condicionado el desarrollo económico, social y político de países en el África. Según el “Banco Africano de Desarrollo (BAD), al menos 20 países pobres con grandes deudas han sido amenazados o sometidos a acciones legales por los acreedores comerciales y ha registrado que hasta el año 2007 los fondos buitres alcanzaron sentencias a favor en 25 juicios por cerca de mil millones de dólares.” (Telesur, septiembre de 2015) Otro dato es que de los 23 países más pobres del mundo, 19 pertenecen al continente africano. (World Economic Forum, julio de 2015) 

 La Argentina propuso estos principios ante los fondos buitres que pretendían desconocer -mediante una maniobra ilegal y abusiva- la naturaleza soberana de la reestructuración que el país había realizado con el 93% de los acreedores. 

Si bien es importante reconocer el impacto que causó la  imagen del niño sirio que recorrió el mundo, también es preciso evidenciar la magnitud de las implicancias de la desregulación financiera, así como de las invasiones militares por parte de Estados Unidos, Reino Unido y Alemania. Estos tres países, a quienes se les sumaron Japón, Canadá e Israel, votaron en contra de este documento. Ello muestra su vocación de imponer condiciones en la política interna del resto de los países, como ocurrió por ejemplo con Alemania, la UE y Grecia, respecto de sus intereses militares y económicos. De ahí la relevancia de estos principios básicos para las naciones azotadas, no sólo por las injerencias militares, sino por las extorsiones financieras conducidas por parte de grupos financieros desde Wall Street, principalmente.  

 Estados Unidos, Reino Unido y Alemania […], a quienes se les sumaron Japón, Canadá e Israel, votaron en contra de este documento. Ello muestra su vocación de imponer condiciones en la política interna del resto de los países.  

China stock marketLos principios son 9 y expresan los siguientes lineamientos: 1) un Estado Soberano puede elaborar sus políticas macroeconómicas, incluida la reestructuración de su deuda soberana; 2) el poseedor de la deuda soberana y todos los acreedores deben actuar de buena fe; 3) el principio de la transparencia de los datos en la renegociación; 4) el principio de la imparcialidad; 5) el principio del trato equitativo; 6) el principio de la inmunidad soberana de jurisdicción y ejecución; 7) el principio de la legitimidad; 8) el principio de la sostenibilidad; y 9) la reestructuración por mayoría. 

Estos principios permitirían a los países en situación de reestructuración de deuda acordar con la mayoría para poder continuar con las políticas macroeconómicas que permitan asegurar las obligaciones con los acreedores. Particularmente, el principio de buena fe se propone facilitar una mejor negociación entre las partes y evitar que se realicen negocios como los seguros por default, como ocurrió en Argentina donde los fondos buitre no sólo querían cobrar los 1400 millones de dólares sino que habían comprado seguros por default para continuar la especulación con la situación de litigio con Argentina. Esto explica la relevancia del principio de reestructuración por mayoría.  

 Estos principios permitirían a los países en situación de reestructuración de deuda acordar con la mayoría para poder continuar con las políticas macroeconómicas que permitan asegurar las obligaciones con los acreedores. 

Sumados a las modificaciones de las Cláusulas de Acción Colectiva (FMI, 2014) y la Ley Anti Buitre (Bélgica, 2015), estos principios permiten tener un marco de regulación en el sistema financiero actual para afrontar la inestabilidad de Wall Street. En los últimos tiempos, pareciera que Shanghai y Shenzhen avanzan en la modificación del orden financiero imperante. La pregunta es ¿cómo continuarán estos enfrentamientos entre las distintas potencias y qué rol adoptarán los países de la periferia? 

Sumados a las modificaciones de las Cláusulas de Acción Colectiva (FMI, 2014) y la Ley Anti Buitre (Bélgica, 2015), estos principios permiten tener un marco de regulación en el sistema financiero actual para afrontar la inestabilidad de Wall Street. 

SE 22

*Economista (UBA). Docente e Investigador (FCE-UBA). Investigador del Centro de Estudios Económicos y Sociales – Scalabrini Ortiz (CESO) y del C. C. de la Cooperación, ernestojm78@gmail.com

 

 

Share This